Sobre mi

mi lema: ¡Gústate y serás capaz de mover montañas!

Yo y el Pasado distante

Cuando yo tenía 18 años era una chica con muchos complejos y, como me parecía entonces, tenía razones para esto: la naturaleza no me ha dotado de una apariencia hermosa y, teniendo algunas desproporciones obvias de la figura y el cabello fino que no crecía bien, me sentía como un patito feo.

La elección de la profesión de peluquero influyó en mi destino … No solo desarrollé el buen gusto y aprendí con gran habilidad a ocultar mis defectos y enfatizar mis méritos, sino que también descubrí una verdad muy importante y simple: cuando te sientes atractivo tienes confianza en ti mismo; y la confianza puede cambiar tu vida.

Después de estudiar durante tres años en la Facultad de Moda y Diseño de Minsk, terminé en uno de los mejores y más grandes salones de belleza de la ciudad.

Allí adquirí una tremenda experiencia: mejorando continuamente mis habilidades y participando en varios concursos, he crecido hasta el nivel de Peluquera-estilista. Incluso tuve la suerte de trabajar como asistente del campeón mundial de peluquería Sergei Zverev.

Después de 13 años de trabajo en este campo, llegó el momento en que sentí que me estaba volviendo … aburrida. Ciertamente no se trataba de la profesión en sí, sino del modo de operar en aquella época: los servicios eran muy baratos, las colas en la peluquería eran algo común, había que trabajar muy rápido, ya que la cantidad era primordial de la calidad.

Por supuesto, en tales condiciones, la inspiración y la creatividad quedaron de lado….Empecé a pensar en cambiar algo…

Yo y el Pasado reciente

La vida me tiró a España. No puedo transmitirles este sentimiento de pérdida que experimenté … Extrañé a mis clientes, extrañé sus gratitudes diarias. (La comprensión de que la verdadera autorrealización es lo que te da la felicidad, la fuerza y ​​la energía que te mueve hacia adelante, llegó mucho más tarde).

Mientras tanto, en el nuevo país aparecen nuevas tareas: aprender el idioma, conocer la mentalidad diferente y adaptarse. Las circunstancias resultaron de una manera que tuve que dominar una nueva profesión: me gradué de la Universidad de Economía y me convertí en contable. ¡Sí, ha sido un extremo: de la creatividad a una “rata de papelería”! Estaba orgullosa, pensé que tengo mayor estatus… Bueno, quién no se equivoca.

Por supuesto, mi interés por el mundo de la belleza y la estética nunca me abandonó, siempre estuve al tanto de las innovaciones en esta área.

Así mi profesión favorita se convirtió en un hobby favorito.

El encierro de Abril de 2020. Hubo una oportunidad para pensar y para entenderse a sí mismo y, lo más importante, pudo oír la respuesta a mi pregunta: 

“¿Estás viviendo tu vida?”   – “No. Estoy haciendo la actividad incorrecta. Lo que yo quiero es ayudar a las mujeres a descubrir su belleza y sentirse bien consigo mismo”. 

Está claro que para ello no basta con cortar bien el pelo: se necesita un enfoque integrado. Entonces decidí a estudiar las formas, volúmenes, colores, características del cuerpo, cabeza y rostro, es decir, observarlas para comprender un aspecto global. (Me sorprendió, pero aun así mi conocimientos para hacer análisis de datos y elaborar balances me fue muy útil!)

Después de 10 meses de estudio he obtenido mi otra diploma: Máster en Asesoría de Imagen y en Personal Shopper.

Yo y el Presente: Nuevo concepto

Hoy mi enfoque con cada cliente ha cambiado: se volvió extremadamente individual, más consciente y más profundo y, como resultado – el logro de la máxima calidad.

 Estoy absolutamente segura de que una mujer se sentirá atractiva, única, armoniosa y viva solo en un caso: si todas las acciones para mejorar su apariencia estarán dirigidas a enfatizar su individualidad, sus cualidades personales y sus objetivos de la vida.

Gracias por visitar mi página, me encantaría conocerlas, háganme cualquier pregunta por correo zenaimage@gmail.com y intentaré responder a todas.

Vuestra Xenia @ZENA